Mereces ser feliz

Voy a empezar este post con una simple frase: eres perfecta/o. Cuando somos más jóvenes, me he dado cuenta de que en demasiadas ocasiones, no somos nosotros mismos. Somos lo que los demás quieren ver. Nos escondemos, por miedo principalmente a no ser aceptados. O a quedarnos solos, sin amigos ni personas que nos quieran. Es una tontería. Es mejor tener a una persona que te conozca que a cien que no sepan quién es la persona maravillosa que se esconde detrás de esa máscara. Me he preguntado, como seré dentro de unos cinco años. Como estaré, como viviré y lo que haré. No creo que la cosa cambie mucho, pero me ha servido para darme cuenta, de que tengo miedo de que pasen esos cinco años y las personas que más me importan no sepan verdaderamente quién soy. He escrito una carta, para el yo del futuro que quiero compartir en otro post. ¿Y que quieres que te diga? Cambiaría algunas pequeñas cosas de mi vida, pero soy feliz y quiero seguir siéndolo. ¿La mejor manera de serlo? Descubriendo quién soy yo y lograr un amor propio admirable.

Todos somos mejores en ciertas cosas. Algunos tienen unos talentos un poco extraños, otros se les da bien ciertas cosas y otros no pueden hacer mucho excepto esa cosilla donde son los más grandes. Lo que estoy intentando decir, es que todos tenemos nuestras virtudes y defectos. Todos somos mejores en algo y peores en otras cosas. Somos personas. Tenemos que dejar de actuar como robots, intentando demostrar a la gente lo bien que se te da todo. Pero solo logras la perfección cuando admites que eres una persona, con sus días de lluvia y sol. Con sus gritos inesperados y sonrisas que te hacen sonreír también. Con sus días grises y otros rosa (o cualquier otro color, mientras no sea apagado). Vuelvo a repetirte que eres maravillosa/o. Una persona que aunque lanza el móvil a la otra banda de la habitación cuando se pone de mal humor, nunca se le rompe. ¿Suerte? Podríamos decir que si. Una persona que escribe, lee y escucha comentarios malos que hace que aprete sus puños hasta clavarse las uñas y quedarse con unas marcas.

Las personas… somos unos seres complicados. No solo comemos, dormimos y crecemos, tenemos opiniones. Carácteres difíciles que solo nosotros podemos comprender. Personalidades distintas y problemas. Sobre todo problemas. Y además, si le sumamos los comentarios ofensivos que nos lanzan de vez en cuando, nos hundimos completamente. Esas gafas te quedan mal, no me gusta tu sudadera, para de hacer esa cara tan horrible, ese pelo no te favorece, no deberías llevar eso, etc. Nos lo dicen y lo decimos nosotros también casi sin darnos cuenta. Y regresamos a casa, nos tumbamos en la cama y dejamos de amarnos. Dejamos de ser felices por unas horas. Quizás nos dure todo el día. La vida es corta, algo que muchas dicen y con razón. Aunque duremos mucho más que algunos animales, es corta. Y no se tú, pero yo no quiero estar todo el día de morros. Soy perfecta y tú también lo eres. No soy la más guapa del planeta (ni quiero serlo) pero ya es hora de que admita, que mi vida es buena. Y me la merezco. Todos nos merecemos lo mejor.

Qué quieres que te diga

Todos merecemos ser felices. Puede que ahora mismo estés teniendo un día malo, comiendo helado directamente con cuchara, como hacen en las pelis o series. Y puede que esto te haya animado, o no. Pero yo lo he escrito aigual. ¿Porque sabes? Hoy estoy feliz.


Palabras Cosidas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s