Déjame volar

Ya no puedo aguantar más. Las piernas me tiemblan cuando pasas por mi lado y observo tu sonrisa de lado, que te da un aspecto más terrorífico. He comprendido por fin, que ya no eres el chico del que me enamoré. Tu metamorfosis ha sido rápida, no me has dejado disfrutar de tu lado bueno. Y ahora ya no llevas puesta la máscara, pero solo yo puedo ver lo que esconde tu interior. Querido mío, estás podrido. Por dentro y por fuera. Aún así lo has conseguido una vez más. Has conseguido hacer que me sienta atrapada y no he podido dejar de culparme aunque solo tu deberías cargar con la culpa. Me culpo por no haberme dado cuenta de tu verdadero tú, y cada noche esos pensamientos me atacan con más fuerza. ¿No sabías cariño, que mi peor enemigo está en mi interior? ¿No sabías que esa vocecilla que me hace miserable me da más miedo que tú? Aunque no te preocupes, que tú vas el segundo. Aún tienes reservado el puesto.

Living Young | Photography, Photo, Photoshoot

Pensé que eras el hombre adecuado para mi. Tan encantador, con tus agradables sonrisas, buenos modales y largos paseos por el parque en los que me confesabas todas tus penas e ilusiones. Y una vez conseguiste enamorarme, todo aquello cambió. Los cambios fueron pequeños y no les di importancia. Pero la situación se salió de control y fue en ese momento cuando me di cuenta, de que tú y yo nunca íbamos a ser felices. ¿Donde está aquel chico encantador del que me enamoré? ¿Por qué ya no lo encuentro aunque se que aún está ahí?

Me gustaría despertarme y averiguar que todo a sido un sueño. O retroceder en el tiempo y evitar esta desgracia. No sabes la cantidad de personas que me han dicho que debería dejarte, que lo nuestro me está convirtiendo en nada. Pero con cada día que pasa, me encuentro más estancada. Las piernas ya no me responden cuando pienso en irme. Y grito, doy patadas, y me insulto a mi misma.¿Por qué esto no se parece a una buena película de amor? ¿Por qué más bien es una de terror? Dicen que el amor te debilita. Pero creo que es la persona de la cual estás enamorada que consigue debilitarte. Y tú, lo haces sin duda. Eres mi peor pesadilla, el monstruo que me atormenta día y noche, mi mayor error. Y estoy sin duda cegada, pensando que vas a cambiar como tú tantas veces has dicho. Pero se que nunca pasará. No has cambiado en un año, no pienso que vas a cambiar aunque te de toda la eternidad.

Le tenía miedo a la oscuridad. Pero ahora la oscuridad es mi refugio. Me pongo en el rincón más alejado de la cama, intentando no tocarte. Intentando no oler ese aliento a alcohol. Y lloro cada noche, sin excepción. Déjame decirte, cariño, que tú eres la razón. Puede que te sientas orgulloso, cuando oyes esos sollozos sabiendo que los has causado tú. Porque te gusta ser manipulador y hacer que me sienta impotente a tu lado. Y ahora ya se lo que quiero. Después de pensarlo, se que esto no es vida. Quiero marcharme aunque aún te quiera. Quiero irme antes de que acabes conmigo. Quiero que me déjes volar.

Déjame volar como un pájaro, de esos que veo cuando me dejas salir. Quiero sentirme libre. Y correr, saltar, dibujar, gritar y vivir. Quiero hacer lo que quiera y cuando quiera. ¡Y como quiera!

Y por suerte, he encontrado un buen camino. Buenas personas me han ayudado a conseguir esa libertad tan ansiada. Y ahora, me he reunido con otros pájaros, para simplemente continuar volando.

Palabras Cosidas


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s