No cambies nunca

Ayer tuve un sueño horrible. Una pesadilla. Pocas son las veces que me despierto sudada y con la respiración alterada. Y esta pesadilla no tiene mucho sentido. Se que no pasará pero aún así voy alimentando mi terror, dándole de comer para que regrese con más fuerza. No puedo evitar pensar lo que haría si [...]