Miedo

Hoy es 31 de octubre, creo que no hace ni falta decirlo. Me he mirado en el espejo y he contemplado mi rostro, mi cuerpo. Más bien me repasaba por dentro, simplemente me quedé mirando largo rato. Cuando ya me dispuse a alejar mi mirada me inundó un pensamiento cogido de la mano de una simple pregunta que la voy a escribir ahora mismo. Dime, ¿de qué tienes miedo?

No contestes aún, párate a pensarlo. Esta no es una de esas preguntas tan fáciles como elegir tu color favorito. Que si, que el color favorito puede marcarte la vida pero lo que vas a pensar ahora es mucho más importante.

Probablemente me vayas a decir cosas como : los ladrones, perder todo el dinero, un terremoto, morir joven, que tus seres queridos mueran, perder a tu familia, bla bla bla. Yo no busco eso, eso es el pack que te llevas por vivir. Todos tenemos desgracias que podemos coger de un momento a otro. No, ese miedo no me vale. Hay veces que nos olvidamos de lo que es el miedo y para que sirve.

El miedo o temor es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad.

Fragmento extraído de la Wikipedia

El miedo se supone que es un mecanismo de defensa cosa que no se suele hacer. Nos bloqueamos cuando lo que deberíamos hacer es defendernos y encontrar alguna solución. ¿Para qué sirve el miedo si no se utilizará como se pide? Pero aún no has contestado a mi pregunta. Repito, ¿de qué tienes miedo?

Voy a contestar yo, porque se que tienes un poco, aunque sólo sea un poco, de saber mi mayor miedo. Bien… mi mayor miedo es… yo. ¿Sorprendid@? Ya lo creo. A veces en nuestras cabezas pensamos cosas que no deseamos pensar o hacemos cosas muy mal hechas. No conozco mis límites ni tu conoces los tuyos. ¿Qué nos podría pasar en un ataque de cólera? ¿Hasta dónde podríamos llegar? No tengo miedo a todas esas cosas ridículas, no, yo no.

Hoy es Halloween, el día perfecto para sentarte delante de la ventana y pensar. ¿De qué tienes miedo?

Palabras Cosidas


2 respuestas a “Miedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s