De Badoo al cielo

Este post se me ha quedado grabado en la memoria. Recomiendo al cien por cien el blog de Tejetintas.

Tejetintas

Entonces yo era un desastre. Vivía deprisa y pensaba despacio (horrible combinación abocada al fracaso). Sí, era un desastre en casi todo, y en el amor también. Me enamoraba una de cada cien veces, y la vez número 100 siempre era la número 99 de algún otro desastre con patas que casi nunca se enamoraba, y por supuesto, menos aún de mí.

“Soy un desastre”. Eso solía pensar.

Hasta que un día, el día menos esperado de la historia de los días, el caos quiso sonreírme y nos hicimos amigos. Ese día, el día, empecé a vivir despacio justo después de pensar muy deprisa. Porque lo primero que sacudió mi mente al ver tu foto en aquel escueto perfil de Badoo, fue que podrías ser tú lo que tanto tiempo había andado buscando.

MOWBLOG

Podrías ser tú el que me mirara a los ojos en una próxima cita…

Ver la entrada original 572 palabras más


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s